...::; a:Ditoday ;::...

  • Full Screen
  • Wide Screen
  • Narrow Screen
  • Increase font size
  • Default font size
  • Decrease font size

El Calendario del Contribuyente 2010

Correo electrónico Imprimir PDF
Índice de Artículos
El Calendario del Contribuyente 2010
Comentarios anteriores
Todas las páginas

calendarioCuando lo ves por primera vez confunde. Encima de la mesa tan lleno de color, animando, como si se tratase de la edición estrella del catálogo anual de alguna empresa de venta a domicilio. El diseñador avispado se habrá inspirado en las sonadas Olimpiadas del 92, aros de colores frescos envolviendo

amigables palabras que, si no se aciertan a leer, podrían asemejarse al nombre de un chiquipark o a la marca de una cadena de resorts de lujo anunciando divertidos destinos de playa. Imaginar que decepción debe producir cuando fijas la vista en tan preciado legajo y balbuceas para los adentros "El Calendario del Contribuyente 2010" (Gobierno de España).

 

Reconoced que esto último le da un toque cómico, me refiero a lo de "gobierno", aunque, mirado con distancia lo de España a estas alturas también tendría su guasa si no fuera porque uno lleva su "curro" en lo del "guiñote impositivo" y descarta con cierta celeridad. España implica que, fuera lo que fuese lo que se incluyese en las fechas del puñetero calendario, no contendrían las del "El Calendario del Contribuyente de la Generalitat de Cataluña" ni las del "Excelentísimo Ayuntamiento de Barcelona". Que quede claro que se trataba exclusivamente de España, la de Zapatero no la de los Reyes Católicos (deduzco por la fecha que anticipaba el final de las comillas) y que volvía a recordar lo circunscrito del documento, es decir, que con seguridad memorándum de Montilla y Hereu brillarían por su ausencia).

Dieciséis páginas, con un cuerpo de letra que no supera a la usada en los contratos de pólizas de seguro, nos recuerdan que todos los meses se tiene una cita con la "bendita casa" nacional, casa de todos y por ende, de ninguno realmente. Casi cien formularios diferentes para recoger los cada uno de los motivos dignos de recaudación que alimentan las más que escuálidas arcas nacionales.

Cuando sopesas el legajo, se suda, sudor frío, nada que ver con el del veranito a 40 dentro del garito (seguro me entenderán la mayoría de ustedes), así que uno acaba usando el alegre manuscrito a modo de abanico cuando no, de algo más higiénico. Es entonces, entre brisa y brisa, como si de una visión védica se tratase, cuando se te aparece Pepín, (en mi caso aureado a modo de santo cubano, pero no sé si sería algún derrape por el gusto que le tiene a Castro), si, ese Pepín, barbilla lustrosa, brillante, y boquilla carnosa a modo de pitimidí, soltando tranquilamente aquello de que la presión fiscal ha disminuido a todos los españoles (este se refiere a los de los Reyes Católicos deduzco por la amplitud que le da a sus brazos cuando lo dice). A Dios gracias no hay mal que cien años dure y a uno se le pasa la pájara y vuelve a la realidad, la de los datos, la de cada día, la del puñetero calendario.

Los datos (los de la Agencia Tributaria no los míos) no dejan lugar a dudas sobre el aumento de la presión fiscal en los últimos años en términos individuales. En particular el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (el de los españolitos) devengado por persona y año ha pasado de 1.901 euros en 2004 a los 2.322 euros de 2008. Se trata, por lo tanto, de un incremento del 22% en menos de un lustro, lo que pone de manifiesto la intensidad de la subida. Si a alguno se le alarga el desvanecimiento y Pepín le suelta que eso se debe a que las rentas aumentaron un 21% pasando de 17.301 euros en 2004 a 21.396 euros en 2008 (ya se entiende que no habla precisamente del caso de los quiosqueros) que aproveche y le recuerde que los precios de los productos que compraban los ciudadanos con esas rentas también aumentaron un 14% (como con este nunca se sabe, que le puntualice que no es el caso de los diarios y las revistas que incluso disminuyeron durante este periodo) dejando en anecdótico su infantil argumento.

Hablando ahora ya sin sarcasmo, Eurostat (la agencia de estadísticas de la UE) publica anualmente un informe titulado Taxation Trends in the European Union (Tendencias fiscales en la Unión Europea) en el del 2010 se pone de relieve que el tipo máximo del IRPF en España es en el 43% frente al 42,4%, del promedio de los 27 países de la antigua Unión Europea, el cual, si incluimos los nuevos estados miembros, se fija en el 37,5%.



El video

EUROmodul stand TRANSFORMER 7 Abril 2013 Video Portada
EUROmodul stand TRANSFORMER
Leer más 0 Comentarios 9416 Lecturas
 
 

Lo que se comenta...

 

Regístrate en a:Ditoday

a:Ditoday

 

Regístrateen a:Ditoday y tendrás acceso al resto de secciones:

 

  • Foros exclusivos
  • Noticias adicionales
  • Participación en encuestas
  • Acceso a bases de datos

 

Para registrarte en a:Ditoday tan sólo necesitas una cuenta de e-mail válida.

 

Ya nos sigues?También puedes seguirnos en Twitter, en FaceBook y en Google +1