La pela es la pela ¿NO?

Imprimir

pela3En Cataluña hay un dicho, que dice "la pela es al pela" con el que se pretende justificar una determinada actitud o acción por el beneficio económico que esta nos reporta, para una mayor escenificación suele acompañarse de un gesto en el que se muestran al interlocutor los dedos pulgar, índice y medio en un movimiento rápido de frotación.


Lo cierto es que se ha tipificado el carácter catalán a modo de burla con esta expresión, cuando precisamente los catalanes lo usan para criticar determinados comportamientos del "todo vale" tan extendidos por ejemplo en la política de nuestro pais. Una nueva muestra de lo poco documentada que suelen estar las personas cuando se dedican a la crítica fácil.

Dejándonos de elucubraciones, y volviendo a renglón con el hilo que motivan estas letras, de unos meses para acá, hemos podido ver como desde las instituciones del gobierno se ha ido tanteando y avisando de su intención de prohibir los anuncios de pornografía en los diarios españoles. Como siempre con este gobierno, los avisos han constado de pequeñas salvas sondeando el horizonte mediático y social, intentando vislumbrar si los vientos electorales, producidos por tamaño atrevimiento, les eran favorables o por el contrario acechaba tormenta.

Por su lado, los editores de diarios, regazo de nuestra cultura, estandarte de nuestra libertad y lanza protectora de nuestra humanidad se contorneaban zalameramente mostrando su desaprobación con semejante insinuación, ¿quitar la prostitución de nuestros contenidos?, ¿es que acaso no se trata de una profesión necesaria que nos dignifica como personas?, ¿no forma parte inseparable y consustancial de nuestra cultura?, ¿no es acaso una muestra inequívoca de nuestra libertad de expresión poner precio a la dignidad de la persona?...

Siempre me he preguntado cómo el invento del "dos por uno" no ha llegado a los necesarios anuncios de prostitución de los diarios, y cada domingo, después del desayuno, cuando repaso los mencionados anuncios, ávido de cultura y deseoso de conocer las expresiones más "libres" de mis conciudadanos , me sorprendo por no leer ofertas más atractivas del tipo "dos mamadas a precio de una" o "por una/o de 18 llévate una/o de 64" o "o, como buen conocedor que me considero de las capacidades del soporte, me extraño de no encontrar promociones del corte.. "recorta los cupones de lunes a domingo y con la entrega de la cartilla obtendrás un fabuloso descuento en el Polvo de la semana (promoción limitada a las capacidades productivas de las entrepiernas disponibles) ".

Vaya, que entiendo perfectamente al Sr. Fernandez-Galiana cuando dice que "mientras sigan existiendo los anuncios de prostitución en la prensa, se estará contribuyendo a la normalización de esta actividad", sólo faltaría, si con la porquería de marketing que hasta el momento han mostrado, han aportado ingresos editoriales por valor de 40.000.000 de euros, imaginaros la inmensidad de posibilidades de cupones, cartillas, un visionario podrían pensar que ya puestos, se podría usar "su red de ventas" para facilitar tan elevado servicio, bastaría con instalar un camastro en el tejadillo del quiosco, "así matamos dos pájaros de un tipo, y los ingratos vendedores ya no se quejarán de que enviemos a los lectores a las grandes superficies para recoger nuestras promo"

Señores "la pela es la pela" pero "la decencia también es la decencia", la prostitución denigra a la persona y a la sociedad, es fuente de delincuencia y de mercado negro, trata de mujeres, extorsión, esclavitud, pederastia y un gran número de vicios y miserias humanas, y si alguno defiende lo contrario que haga de visionario imaginándose orgulloso al ver a su madre, mujer o hija siendo una alta profesional del ramo.



Comentarios de los lectores

NickFechaComentario
BANDOLERA 20-07-2010

PD2- Obviamente, cada persona es un mundo.

BANDOLERA 20-07-2010

¡Puñetas con las separaciones entre párrafos!

BANDOLERA 20-07-2010

Quiero puntualizar que difícilmente una mujer normal va a elegir la prostitución pura y dura como opción personal gratificante para obtener una remuneración. Lo más sensato es pensar que parece no haber tenido más opciones en un momento dado.

Otra cosa es la prostitución de lujo, me parece a mí, en la que el perfil está claro, y sí parece ser una elección, primero por las características físicas requeridas y los medios que se utilizan para conseguirlas y preservarlas, segundo por la rapidez de dividendos que parece aportar, si bien el tópico también enseña que ese tipo de vida genera cuantiosos gastos, necesarios o no.

Lo digo por diferenciar al respecto la “opción personal y libre” que se comenta.

ormal" style="text-align: justify; margin: 0cm 0cm 0pt;">

A mí no me gustaría que mi hija optara por ello, en el primer caso porque repito que no es una opción libre y probablemente sería una desgraciada abocada a infinidad de peligros objetivos; en el segundo, porque quisiera que se valorara a sí misma de otro modo y valorara otras prioridades antes que la pasta rápida. Voy a ser muy bestia, disculpadme: no quisiera que chupara pollas anónimas a cambio de dinero en ninguno de los dos casos.

Tampoco me gustaría que se fuera de soldado a Afganistán, porque también hay peligro objetivo y porque las guerras son destructivas y malas.

Tampoco me gustaría que se dedicara a la estafa.

Respecto a que la prostitución genera ingente mierda alrededor, o que la mierda genera entre otras cosas prostitución, me parece que ninguno aquí lo discutimos por obvio. Efectivamente, ese sería el tema a perseguir en serio, pero dejadme que me ría, es como pretender que realmente se neutralicen las redes de droga dura. No me lo creo.

Correcto lo que dice O Cura respecto a las leyes…  Aunque eso no tiene nada que ver respecto a lo que no me gustaría para mi hija (ni para mí).

Y respecto a los anuncios, bien, yo no los leo, pero me temo que su lenguaje, redactado y estilo no mejoran en demasía la calidad de producto por la que tan a menudo abogáis. Es una cuestión de formas, que también son importantes. Para nada digo que se prohíban, me parece que es la publicidad más antigua del mundo. Pero si pienso en las prostitutas del primer párrafo, me joroba bastante que el periodicucho se lucre con ello… con ELLA, el cebo final de la caña. Un poco lo que decía Gárgola.

PD- Me dice Pili que está mucho mejor desde que se dedica a ser sindicalista.

LA G�RGOLA IMPASIBLE 20-07-2010

Estoy completamente deacuerdo con tigo, Cura.

La prostitución, como elección personal, el un oficio tan digno como cualquier otro. Lo malo es que son una minoría y diversas máfias controlan el STOCK de carne.

Si yo me anuncio com PUTO, y yo me lo guiso y yo me la como, alla yo con mis problemas.

Si el anúncio (la mayoria) es una farsa que encubre redes de trata de blancas, no solo hay que condenarlo si no que sería sano no darles covertura.

Saludos

O Cura de Fruime 20-07-2010

La libertad personal para elegir oficio es algo tan sagrado para mí como fuera de lugar el hacer de juez moral del prójimo. Me parece perfecto que aquella persona que desee vivir de la prostitución, lo haga y lo anuncie si le da la gana; ya somos todos mayorcitos para no escandalizarnos por ello y para dejar que la gente viva su vida como le apetezca.

Desde hace algún tiempo nos invade un cierto puritanismo quizá contagiado desde la vieja Europa, una Europa conservadora que nos impide hacer publicidad del tabaco y del alcohol en un intento de lavarse las manos escondiendo la cabeza como el avestruz. Los que tenemos una edad podemos recordar los anuncios de Soberano o Tío Pepe, el jinete de Marlboro, anuncios míticos que ahora serian imposibles; y no había más fumadores ni la juventud bebía más que ahora. Pero metidos en esta vorágine reguladora que intenta legislar hasta la regularidad con que hemos de ir al retrete, los Gobiernos se empeñan en tratarnos como a niños de teta sin sentido ni capacidad para tomar decisiones o discernir entre lo bueno y lo malo.

Como siempre, el Gobierno empieza la casa por el tejado y mata al mensajero pero no se atreve a ir al origen del problema: Legalizar y regular la prostitución, darle seguridad social, cobrarle los impuestos correspondientes; y después perseguir el delito, el proxenetismo y la extorsión (La pederastia no sé qué pinta en todo esto, no todo cabe en el mismo saco).

En cuanto a la última frase, me parece malévola y manipuladora. No me gustaría que mi hija ejerciera la prostitución, como tampoco me gustaría que fuera soldado en Afganistán con alguna muerte en su haber; pero sabré respetar su libertad de elección. Las leyes no pueden hacerse en base a variables familiares o personales, sino al bien común; luego cada uno que haga lo que quiera.

LA G�RGOLA IMPASIBLE 20-07-2010

Los proxenetas son aquellos que se aprovechan de otros seres humanos vendiendo (o cobrando) por servicios sexuales. En cualquier escalafon de la cadena.

Justificar la vejación es propio de desalmados y egoistas, aún más si solo se aprueba en base a un rendimiento económico. Debería ser DELITO PUNIBLE el fomentar estás redes de esclavitud.